Frases de Jesse livermore sobre trading, bolsa y especulación.

foto dejesse livermore, sus mejores frases y citas celebres

Jesse Lauriston Livermore fue un reconocido operador de bolsa y autor del conocido libro ”Como comerciar con acciones”. Tanto en su libros como en su vida Jesse livermore nos ha dejado unas cuantas frases muy útiles para nosotros como traders o cualquiera que se dedique a la bolsa. Fue conocido por crear y mas tarde perder una importante fortuna en bolsa y por vender en corto durante el gran crack de 1929.

  • Cuando no tengo razón, sólo una cosa me convence de ello, y es perder dinero. Eso es especular.
  • Hay muchos miles de personas que compran y venden valores especulativamente, pero el número de especuladores con beneficios es pequeño. En cierto modo, el público está siempre en el mercado, por lo tanto, se puede decir que el público siempre sufre pérdidas.
  • Nunca promedie las pérdidas.
  • El lado humano de cada persona es el mayor enemigo del inversor medio o del especulador.
  • Hay tres tipos de personas: Los que aprenden por conocimiento, los que aprenden por experiencia y los que nunca aprenden.
  • Las personas racionales, actúan de forma irracional cuando tienen miedo, y la gente tiene miedo cuando empieza a perder dinero, nuestra forma de razonar se atrofia. Está implícito en nuestra naturaleza humana. No podemos rechazarlo. Debemos aceptarlo.
  • Los principios del éxito en la especulación de valores se basa en la suposición de que la gente, en el futuro, seguirá cometiendo los mismos errores que se cometieron en el pasado.
  • Dicen que uno nunca se vuelve pobre tomando beneficios, esto es cierto, pero tampoco te haces rico tomando un beneficio de cuatro puntos en un mercado alcista.
  • Los tontos han intentado siempre conseguir algo a cambio de nada, y la gran atracción de todos los “booms bursátiles” es siempre, un instinto de juego elevado por la avaricia y por un desmedido deseo de prosperidad. La gente siempre busca dinero fácil.
  • No hay nada como perder todo lo que tienes en este mundo para aprender lo que no debes hacer. Y cuando sabes lo que no tienes que hacer para no perder dinero, empiezas a aprender lo que hacer para ganar. ¿Lo entienden? ¡Empiezas a aprender!
  • Los grandes movimientos necesitan tiempo para desarrollarse.
  • Pocas personas alguna vez ganan dinero con los consejos. Cuidado con la información privilegiada. Si existiese el dinero fácil, nadie vendría a ponerlo en tu bolsillo.
  • Siempre he encontrado beneficioso el estudio de mis errores.
  • Algunas veces pienso que la especulación debe ser un negocio innatural, porque observo que el especulador medio lucha contra su naturaleza. La esperanza y el miedo son inseparables de la naturaleza humana.
  • Siempre y cuando una acción esté actuando bien, y el mercado también, no se tenga prisa en recoger beneficios.
  • No hay nada como perder todo lo que tienes en este mundo para aprender lo que no debes hacer. Y cuando sabes lo que no tienes que hacer para no perder dinero, empiezas a aprender lo que hacer para ganar. ¿Lo entienden? ¡Empiezas a aprender!
  • Los grandes movimientos necesitan tiempo para desarrollarse.
  • Todos sabemos que los precios suben y bajan, sucedió en el pasado y sucederá en el futuro y eso es todo lo que necesitamos saber. No es aconsejable ser demasiado curioso ante las causas que provocan los movimientos de los precios, ya que te arriesgas a llenar tu cabeza de aspectos irrelevantes. Lo único que debemos hacer es buscar el movimiento e intentar seguir la corriente. No discutas con la tendencia, y sobre todo no trates de luchar contra ella.
  • Los enemigos mortales del especulador son: la ignorancia, la codicia, el miedo y la esperanza.
  • Sólo hay un lado del mercado, y no es el lado alcista ni el lado bajísta, sino el lado correcto.
  • El hombre medio no desea que le digan si el mercado es alcista o bajista. Lo que desea es que le digan, de forma específica, qué valor comprar o vender. Quiere algo por nada. No desea trabajar. Ni siquiera desea pensar.
  • Los inversores, a diferencia de los especuladores, son los grandes jugadores. Tras hacer una apuesta, se aferran a ella y si la operación es perdedora se arriesgan a perderlo todo.
  • Nunca compre una acción porque haya tenido una gran caída de su máximo anterior.
  • Nunca venda una acción porque parezca cara.
  • Los valores se manipulan hasta el punto más alto posible, y después se venden al público en el descenso.
  • El reconocimiento de nuestros propios errores no deberá beneficiamos más que el estudio de nuestros éxitos. Pero en todos los hombres, existe una cierta tendencia a evitar el castigo. Cuando asocias determinados errores con una paliza, no esperas a la segunda dosis, y por supuesto, todos lo errores cometidos en el mercado de valores, te hieren en dos puntos clave: el bolsillo y la vanidad.
  • El temor y la esperanza siguen siendo iguales que antes, no han experimentado cambios; por lo tanto, el estudio de la psicología del especulador es tan válida como antes.
  • En la mayoría de los casos el objeto de la manipulación es, vender al público, al mejor precio posible. No es solo cuestión de vender, sino de distribuir. Obviamente, es mucho más conveniente que un valor esté en manos de mil personas, y no en manos de un solo hombre.

Si te ha gustado el artículo y te has quedado con ganas de más puedes ver también:

Y no te olvides de dejar tu comentario y tu frase favorita!

 

 

 

 

 

Publicado en curiosidades. y etiquetado , , , , , , , , , .

Deja un comentario